Sterillium® Solución Desinfectante – Distribuidor Proser Clinic

Comprar Sterillium® – Proser Clinic

 

 

 

 

 

 

Sterillium® es una solución para la desinfección rápida y eficaz para las manos del personal sanitario. El clásico entre los desinfectantes de base alcohólica.

Su composición le otorga una gran actividad antimicrobiana y tolerabilidad de la piel, con excelente eficiacia inmediata y remanente.

Excelente en la desinfección de manos, proporciona un excelente efecto inmediato y una actividad antimicrobiana duradera y sostenida hasta las 6 horas. Deja una agradable sensación en la piel y aumenta su hidratación en un 30% cuando se usa con regularidad.

Características:

  • Desinfección higiénica de manos en 30 seg.
  • Desinfección quirúrgica de manos en 1,5 min.
  • Bactericida
  • Levuricida
  • Fungicida
  • Tubercolicida
  • Microbactericida
  • Viricida contra virus encapsulados (incl. Adeno, Polio, Rotavirus, HBV, VIH, HCV, Influenza-A, herpes simplex virus, SARS-cov.)

Contiene ingredientes activos en solución de 100g: propan-2-ol 45,0 g, propan-1-ol 30,0 g, etilsulfato de mecetronio (MES) 0,2 g, emolientes para la piel, fragancia y color.

Sterillium® Solución Desinfectante – Distribuidor Proser Clinic

Comprar Sterillium® – Proser Clinic

Serialización de medicamentos y su funcionamiento

El nuevo sistema de serialización de medicamentos  que debe proteger a los ciudadanos europeos frente a la falsificación de medicamentos entra en vigor a partir de febrero de 2019.

El problema de la falsificación de medicamentos o la distribución cuya fabricación no cumple con la normativa europea ni con las buenas prácticas de distribución del sector se estima más grave en países en desarrollo, aunque Estados Unidos y Europa también lo sufren en menor medida.

Para intentar corregir este riesgo para la salud pública, la UE activó la DIRECTIVA SOBRE MEDICAMENTOS FALSIFICADOS (Falsified Medicines Directive-FMD) https://ec.europa.eu/health//sites/health/files/files/eudralex/vol-1/dir_2011_62/dir_2011_62_es.pdf

La FMD obliga a que todos los envases de medicamentos contengan un número de serie único y un mecanismo de prueba de manipulación indebida. Este número de serie o identificación será registrado en la base de datos europea que será utilizada por los sistemas nacionales.

La serialización entrará en vigencia en febrero de 2019 y el sistema se conocerá como EMVS (European Medicines Verification)

Los nuevos paquetes de medicamentos incluirán un código 2D o Datamatrix que deberá incluir los siguientes datos:

    • Código de producto
    • Número de lote
    • Caducidad
    • Número de serie

Las empresas participantes en la cadena de fabricación o distribución de medicamentos deben cumplir con la nueva normativa, en PROSERCLINIC ya estamos adaptando nuestro sistema para cumplir los objetivos de esta nueva normativa.

El EMVS requiere crear un número de serie mediante un hardware para incorporarlo al producto, así como un sistema informático que asegure la creación de códigos de barras.

En farmacia se comprobarán los datos de la serialización en el momento de la dispensación y se desactivará el código.

El distribuidor verificará y desactivará los códigos en los casos que defina la ley.

La puesta en marcha de este sistema, redundará en un beneficio para los ciudadanos, pero también la protección de las marcas de fabricantes y distribuidores, así como en ahorros de costes de producto, por ejemplo, de denuncias.

¿Qué guantes utilizar?

Los guantes son un producto indispensable en clínicas dentales, ya que ejercen de barrera mecánica ante la posible transmisión de infecciones cruzadas y su consecuente riesgo para la salud.

Existen muchos tipos de guantes desechables: vinilo, látex, nitrilo, neopreno, polietileno, PVC entre otros. Los más usados en el sector odontológico son el látex y el nitrilo.

Los guantes de látex se fabrican con caucho natural, uno de los materiales más elásticos y adaptables que existen, por lo que resulta especialmente adecuado para la fabricación de guantes ajustables y confortables. Sin embargo, al tratarse de un material natural, algunas personas pueden sufrir reacciones alérgicas. Son extremadamente elásticos, nos aportan una perfecta protección frente a sustancias peligrosas, son suaves al tacto, de fácil colocación y de ajuste natural. Los hay con y sin polvo.

Guantes látex cirugía Peha-Taft sin polvo

El polvo de los guantes está compuesto por almidón de maíz y tiene como ventaja el efecto lubricante que hace que el  guante sea más fácil de poner, y los siguientes inconvenientes:

  • Puede provocar irritaciones o alergias.
  • Disminuye el inóculo de bacterias requeridas para producir abcesos, por lo que aumenta el riesgo de infección de heridas postoperatorias. Además, el polvo retrasa la curación de heridas y altera el proceso de reparación normal y, al mismo tiempo, aumenta la respuesta inflamatoria de las heridas.
  • El polvo de las manos tiene que eliminarse después de colocarse los guantes, usando agua esterilizada o salina y esponja estéril o toalla, lo que añade costes y tiempo al procedimiento.
  • El lavado frecuente de manos para eliminar los restos de polvo de los guantes puede causar deshidratación e irritación de la piel, desequilibro del pH y reducción de la eficacia de los desinfectantes con base alcohólica. La combinación de guantes sin polvo y desinfección de manos con desinfectantes a base de alcohol es más eficiente.

Los guantes sin polvo se someten a un proceso de cloración o lavado intensivo que hace que además tengan niveles de proteínas de 4 a 20 veces menores  que los guantes con polvo. Los guantes de látex sin polvo de la última generación reciben un revestimiento sintético (hidrogel, silicona u otro polímero) que confiere las mismas cualidades que las de los guantes con polvo (estiramiento, facilidad para llevarlos, flexibilidad).

Los guantes de nitrilo se fabrican a partir de polímeros sintéticos (100% nitrilo sintético) y ofrecen una protección similar a la del látex, ofreciendo una mayor resistencia a la punción. Estos guantes ofrecen una resistencia química muy alta, y su superficie micro-rugosa y sin polvo proporciona un alto confort y sentido del tacto. Tienen buena elasticidad, aunque menos que los guantes de látex, alta resistencia a la perforación y son una alternativa ideal en caso de alergia al látex.

Guantes de nitrilo Sensitive

En Proserclinic disponemos de una amplia gama de guantes a elegir según sus necesidades.

Reciclaje de amalgama dental: Reglamento Europeo

El  uso  de  mercurio  en  las  amalgamas  dentales representa el  uso  más  extendido del  mercurio  a nivel mundial y constituye una fuente de contaminación importante del medio ambiente.

La amalgama dental es un material compuesto por un 50% de mercurio y el resto se compone de otros metales como el estaño, el cobre y la plata.

Dada su durabilidad, se ha usado de forma regular para reconstruir dientes dañados por las caries. Es un material que se endurece rápidamente, por lo que es bastante útil para aplicarlo en zonas con humedad constante, como el área de debajo de las encías.

La amalgama también se ha empleado en niños y en personas con dificultades para permanecer inmóviles durante el tratamiento, debido a que, con el uso de este material, se necesita menos tiempo para realizar las restauraciones.

Lleva usándose en odontología desde hace más de 150 años, pero en la actualidad, el uso de este empaste es cada vez menor ya que por motivos de regulación en el uso de productos que contengan mercurio y por motivos estéticos han ido sustituyéndose por los composites o empastes de resina.

La utilización de amalgama no está permitida en países nórdicos como Suecia, Noruega y Dinamarca desde el año 2008.

En el año 2013 se aprobó un convenio internacional sobre el mercurio, llamado “Convenio de Minamata”, cuyo objetivo principal es proteger la salud humana de los efectos nocivos que puedan ocasionar las emisiones de mercurio.

Esta serie de medidas han trascendido hasta el sector dental, en el cual, durante la última década, se ha mantenido la incertidumbre acerca de la prohibición absoluta de la amalgama dental.

Finalmente el Parlamento Europeo aprobó en marzo de 2017 una nueva legislación que limita el uso del mercurio, controla los residuos que genera y dictamina que todas las clínicas dentales deberán utilizar separadores de amalgama.

El 1 de enero de 2018 entró en vigor el nuevo reglamento de utilización de amalgama dental en clínicas odontológicas y aunque no prohibirá de momento la utilización de la amalgama dental, sí se tomarán las siguientes medidas:

  • A partir del 1 de julio de 2018 no podrá utilizarse amalgama para el tratamiento dental en niños con dientes de leche, en menores de 15 años y en mujeres embarazadas o en período de lactancia, a no ser que existan necesidades médicas concretas y el profesional lo considere conveniente.
  • A partir de enero 2019 se prohibirá en toda la Unión Europea el uso de la amalgama dental que no se dispense en su forma encapsulada. Además, los dentistas tendrán suprimido el uso de mercurio a granel y serán obligatorios los separadores de amalgama de los equipos dentales: “las instalaciones dentales que utilicen o retiren amalgamas dentales o que extraigan dientes con amalgama, deberán asegurarse de equipar sus instalaciones con separadores de amalgama al objeto de retener las partículas de amalgama, incluyendo las contenidas en aguas residuales”. Además, la normativa establece que los nuevos separadores de amalgama adquiridos desde enero de 2018 deben asegurar una retención de, al menos, el 95% de las partículas de amalgama. Añade también que los dentistas deberán asegurarse de que los residuos de amalgama, así como los dientes contaminados por la misma, serán manipulados y recolectados por una empresa de gestión de residuos Todos los separadores deben cumplir con este nivel de eficiencia en el filtrado antes del 1 de enero de 2021.
  • Antes del 1 de julio de 2019, cada Estado miembro establecerá un Plan Nacional relativo a las medidas que tenga previsto aplicar para la reducción gradual del uso de amalgama dental y los Estados miembros pondrán sus planes nacionales a disposición del público en internet y los transmitirán a la Comisión en el plazo de un mes a partir de su adopción.

El uso de amalgamas dentales debe por lo  tanto  reducirse progresivamente,  de  conformidad con  la Unión Europea y  los  Planes Nacionales. La Comisión debe evaluar e informar sobre la viabilidad de una eliminación gradual del uso de amalgama dental a largo plazo, y preferiblemente antes de 2030, teniendo en cuenta los Planes Nacionales exigidos por el Reglamento y respetando plenamente la  competencia  de  los  Estados miembros en  la  organización.

Siguiendo esta normativa se pretende regular la manipulación de la amalgama dental, limitar su uso y controlar los residuos que genera.

En Proser Clínic contamos con una amplia gama de soluciones que se ajustan al nuevo reglamento y a las necesidades de toda clínica dental.