Scandinibsa – Mepivacaína – Distribuidor Proser Clinic

Comprar Scandinibsa 30 mg/ml (azul cielo)

Anestésico local de escasa actividad vasodilatadora indicado en pacientes de riesgo. Es un anestésico recomendado en procedimientos odontológicos que no requieren ni mucho tiempo, ni mucha profundidad anestésica de la pulpa dental.

Indicado para pacientes de riesgo (cardiópatas, diabéticos, hipertensos o pacientes sometidos a tratamiento antidepresivo), así como pacientes pediátricos y geriátricos.

Intervenciones de corta duración, extracciones simples y en odontología cosmética.

Duración:
Tiempo de latencia: 1-2 minutos
Anestesia pulpar: 20-40 minutos
Anestesia tejidos blandos: 120-180 minutos

Cada ml contiene:
Mepivacaína hidrocloruro 30,00 mg.

Este producto se presenta en cajas de 100 unidades (cartuchos) de 1,8 ml.

Comprar Scandinibsa 20 mg/ml + 0,01 mg/ml (azul marino)

Anestésico local de escasa actividad vasodilatadora indicado en pacientes de riesgo. Se recomienda su utilización en procedimientos odontológicos que requieren de un tiempo y profundidad anestésica media de la pulpa dental.

Intervenciones de duración media.

Indicación de baja concentración de anestésico a nivel plasmático (niños, ancianos,…).

Duración:
Tiempo de latencia: 1-2 minutos
Anestesia pulpar: 60-90 minutos
Anestesia tejidos blandos: 180-240 minutos

Cada ml contiene:
Mepivacaína HCl 20,00 mg.
Epinefrina tartrato 0,01 mg.

Este producto se presenta en cajas de 100 unidades (cartuchos) de 1,8 ml.

Scandinibsa – Mepivacaína – Distribuidor Proser Clinic

Comprar Scandinibsa 30 mg/ml (azul cielo) Proser Clinic

Comprar Scandinibsa 20 mg/ml + 0,01 mg/ml (azul marino) Proser Clinic

 

Ultracain® – Articaina – Distribuidor Proser Clinic

 

Ultracain de Laboratorios NORMON en solución inyectable se presenta en dos concentraciones de epinefrina 40/0,005 mg/ml (1:200.000) y 40/0,01 mg/ml (1:100.000). Articaína sin metilparabenos, sin codeína, sin lactosa, sin sacarosa.

Comprar Ultracain 40/0,005mg 1:200.000 (azul) Proser Clinic

 

 

 

 

 

Ultracain 40/0,005mg 1:200.000 (azul) es un anestésico local (por infiltración y bloqueo del nervio) utilizado en odontología en intervenciones rutinarias de extracciones dentales no complicadas de una o varias piezas, caries y preparaciones de coronas.

Comprar Ultracain 40/0,01mg 1:100.000 (verde) Proser Clinic

 

 

 

 

 

Ultracain 40/0,01mg 1:100.000 (verde), es un anestésico local (por infiltración y bloqueo del nervio) utilizado en odontología para intervenciones en la mucosa o el hueso que requieran un efecto isquémico más intenso; intervenciones en la pulpa dental (amputaciones y extirpaciones), extracciones de huesos fracturados (osteotomía) o huesos afectados de parodontitis apical, intervenciones quirúrgicas largas (intervenciones de Carwell-Luc), osteosíntesis percutáneas, escisión de quistes, intervenciones muco-gingivales, apicectomía, caries y preparación de coronas de dientes sensibles.

En Proser Clínic disponemos de la licencia obligatoria para la distribución de medicamentos.

Ultracain® – Articaina – Distriuidor Proser Clinic

Comprar Ultracain 40/0,005mg 1:200.000 (azul) Proser Clinic

Comprar Ultracain 40/0,01mg 1:100.000 (verde) Proser Clinic

Octocaine ®- Lidocaína – Distribuidor Proser Clinic

 

Comprar Octocaine ® 1:100.000 rojo Proser Clinic

Comprar Octocaine ® 1:50.000 verde Proser Clinic

Octocaine ® es un anestésico local con un excelente índice terapéutico capaz de garantizar una anestesia rápida y efectiva.

Octocaine de Laboratorios Clarben se presenta en dos concentraciones de epinefrina 1:100.000 y 1:50.000. La concentración menor de epinefrina minimiza la posible aparición de efectos adversos con la misma actividad farmacológica. Para aquellas circunstancias que se requiera una hemostasia importante, dispone de una segunda presentación con mayor concentración de epinefrina respecto a la utilizada en las intervenciones odontológicas convencionales.

Octocaine 1:100.000

– Composición: cada ml contiene Lidocaína clorhidrato 20 mg; Epinefrina 0,01mg; bisulfito sódico 0,55 mg, cloruro sódico 6,0 mg, agua para inyección c.s.p.1 ml.

– Indicado: para la mayoría de las intervenciones conservadoras y quirúrgicas para adultos y niños.

– Latencia: De 1-3 minutos.Dosis máximas:Adulto sano (65 kg): 8,5 carpules. Niños de 20 a 30 kg: 1,8 ml Duración: Anestesia pulpar: > 45 minutos. Duración tejido blando 180-300 minutos.

Octocaine 1:50.000

– Composición: cada ml contiene Lidocaína clorhidrato 20 mg; Epinefrina 0,02 mg; bisulfito sódico 0,55 mg, cloruro sódico 6,0 mg, agua para inyección c.s.p.1 ml.

– Indicado: para conseguir una hemostasis importante en cirugías e intervenciones largas.

– Latencia: De 1-3 minutos.Dosis máximas:Adulto sano (65 kg): 5,5 carpules. Niños de 20 a 30 kg: 1,8 ml Duración: Anestesia pulpar: > 60 minutos. Anestesia en tejidos blandos 160-280 minutos

Forma Farmacéutica para las 2 concentraciones: Solución inyectable.

Presentación para las 2 concentraciones: 50 carpules de anestésicos dentales de vidrio con 1,8 ml. en presentación de blister. Cada carpul está reforzado con una película autoadhesiva con anillo de color rojo o verde e identificación anular.

En Proser Clínic disponemos de la licencia obligatoria para la distribución de medicamentos.

Octocaine ®- Lidocaína – Distribuidor Proser Clinic

Comprar Octocaine ® 1:100.000 rojo Proser Clinic

Comprar Octocaine ® 1:50.000 verde Proser Clinic

 

 

Conociendo la Mepivacaína

La mepivacaína es un anestésico local de acción intermedia que fue descubierto en 1957 por A. F. Ekenstam, e introducido por el mismo en 1960. Pertenece al grupo de anestésicos tipo amida junto a la lidocaína, la prilocaína, la bupivacaína y la etidocaína. Sus propiedades farmacológicas son similares a la lidocaína y su fórmula química es clorhidrato de 1 metil-2’6′-pipecoloxilidida y su nombre IUPAC = N-(2,6-dimetilfenil)- 1-metil-piperidina-2-carboxamida.
Se utiliza por infiltración en los procedimientos quirúrgicos y dentales para la anestesia transtraqueal periférica (método de Bier) y para los bloqueos nerviosos simpáticos, regionales y epidurales.

Isogaine 3% azul

En comparación con la lidocaína, la mepivacaína produce menos vasodilatación y tiene un inicio más rápido y una duración de acción más prolongada.
Se presenta en forma de solución inyectable y para su uso dental se puede encontrar en una concentración del 2%, con vasoconstrictor o del 3% sin vasoconstrictor; además se puede presentar con dos tipos diferentes de vasoconstrictores, la epinefrina en concentración de 1:100.000 o la levonorfedrina a 1:20.000.
Proser Clínic nos la ofrece en una concentración del 3% sin vasoconstrictor (sin epinefrina) y podemos elegir entre estas dos marcas comerciales: Mepivacaína 30 mg/ml de Normon y Isogaine® 3% de Laboratorios Clarben.

 

El uso de mepivacaína al 3% está indicado en los casos en que la administración de vasoconstrictores esté contraindicada como es el caso de enfermos cardíacos, diabéticos y niños.

Mepvicaina

Al igual que todos los anestésicos locales, la mepivacaína bloquea tanto la iniciación como la conducción de los impulsos nerviosos mediante la disminución de la permeabilidad de la membrana neuronal a los iones sodio y, de esta manera la estabilizan de manera reversible. Dicha acción inhibe la fase de despolarización de la membrana neuronal, dando lugar a que el potencial de acción se propague de manera insuficiente y al consiguiente bloqueo de la conducción. Los anestésicos del grupo amida se metabolizan en el hígado y no en la sangre y se excretan por la orina.
La velocidad de absorción depende del lugar y la vía de administración (sobre todo de la vascularización o velocidad del flujo sanguíneo en el lugar de la inyección), de la dosis total administrada (volumen y concentración), de las características físicas (como grado de unión a proteínas y solubilidad en lípidos), de cada fármaco en particular y de que se utilicen o no simultáneamente vasoconstrictores.
Se ha de utilizar la dosis menor requerida para el efecto deseado, ajustar la dosis individualmente según edad, peso y particularidades del paciente e inyectar lentamente. Se ha de tener en cuenta que la administración por vía intravenosa está contraindicada.

La vida media plasmática es de 2 a 3 h en el adulto y puede llegar hasta 9 h en el neonato.

Se debe tener precaución en los siguientes casos:

• Pacientes con sensibilidad a fármacos, especialmente a los anestésicos u otros componentes químicamente relacionados.
• Pacientes con enfermedad o disfunción hepática: debido a que los anestésicos locales tipo amida se metabolizan en el hígado, los pacientes que padezcan enfermedad hepática grave, presentan riesgo de desarrollar concentraciones plasmáticas tóxicas de mepivacaína debido a su incapacidad de metabolizar los anestésicos locales.
• Pacientes con enfermedad renal, debido a que se puede acumular el anestésico o sus metabolitos.
• Pacientes con hipertermia maligna. La mepivacaína, como el resto de los anestésicos locales de tipo amida, puede contribuir al desarrollo de la hipertermia maligna en el caso de que se requiera anestesia general suplementaria.
• Pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva o disfunción cardiovascular, ya que la mepivacaína puede exacerbar los efectos depresores cardíacos.
• Pacientes con problemas de ritmo y bloqueos cardíacos.
• Pacientes con enfermedad nerviosa degenerativa activa.
• Pacientes con defectos de la coagulación.
• Inflamación y/o infección en el lugar de inyección: que pueden modificar el pH en el lugar de aplicación y disminuir así el efecto de la mepivacaína.
• Pacientes muy jóvenes, ancianos, o con enfermedad aguda o muy debilitados, que deben recibir dosis reducidas de acuerdo con su edad y estado físico ya que son más sensibles a la toxicidad sistémica.

Lidocaína, conociendo la anestesia dental

Lidocaína,  cuando hablamos de la anestesia (de an y estesia= sin sentir) local es la que se aplica directamente sobre los tejidos de la zona que se va a intervenir. Se emplea para intervenciones menores sobre partes muy concretas, como es el caso de las de odontología.

lidocaina

 

El procedimiento más seguro para evitar o disminuir el dolor en los tratamientos odontológicos es la anestesia local por ello se emplea la Lidocaína. La selección y aplicación correctas de un anestésico dental y de la dosis adecuada para cada paciente y para cada intervención, contribuirá a una mayor simplificación de la actuación en beneficio del paciente y a una mejor valoración de la capacidad del dentista. La correcta formación y preparación del odontólogo enfarmacología, anatomía y neurofisiología, además de conocer el estado físico del paciente para poder utilizar adecuadamente un anestésico local,es la clave del éxito para conseguir una anestesia local satisfactoria, que conlleva una intervención más profesional y de calidad a los pacientes.

Lidocaína como elección de anestesia local

Actualmente se exige que los tratamientos dentales en general y los quirúrgicos en particular se practiquen sin provocar dolor y es por eso que el cirujano dentista es quizá el profesional que más utiliza la anestesia local y administra la lidocaína. El dentista debe ser comprensivo con el sufrimiento y el dolor del paciente atendido y elegir la técnica de anestesia local para poder controlar el dolor en el usuario así como prevenir accidentes y complicaciones que se pueden presentar durante la aplicación del anestésico local o a posteriori. La importancia de esta exigencia se demuestra por el hecho de que cuando se pregunta a los pacientes cuáles son los factores más importantes a la hora elegir a un dentista, los dos más importantes son:

  1. un dentista que no provoque dolor.
  2. una inyección indolora.

Los anestésicos son sustancias que inducen la incapacidad temporal de percibir un estímulo porque actúan en el sistema nervioso periférico o central (cerebro) para poder reprimir las respuestas al dolor, la presión y el tacto. Entre ellos la lidocaína es el de primera elección. Pueden aplicarse sobre las mucosas, de manera subcutánea (infiltración) o sobre un tronco nervioso (regional).

Los anestésicos locales, como la lidocaína y la  mepivacaina, tienen que ser depositados cerca del nervio de modo que se pueda producir la difusión óptima de éstos, proporcionando una anestesia profunda y una experiencia dental sin dolor.  Para ello se usa la jeringuilla hipodérmica desechable.

Desafortunadamente, para no causar dolor, los anestésicos locales deben ser inyectados mediante la jeringa y la aguja. Esto provoca miedo a las agujas y sus consecuencias, es decir, la aparición de síncope u otras emergencias médicas durante la inyección del anestésico local (lidocaína o mepivacaina). Más de 50 % de las emergencias médicas que ocurren en los consultorios dentales sucede durante o inmediatamente después de la administración de un anestésico local.

Quizá ningún especialista en el área médica utilice tanto la anestesia local como el cirujano dentista, por lo que si no se conocen adecuadamente sus efectos farmacológicos, así como los cuidados que se deben de tomar antes y después de aplicarlos se convertirán en un verdadero problema para la atención de los pacientes.

lidocaina

Farmacología y la lidocaína

Los anestésicos locales, como la  lidocaína y la mepivacaina, funcionan mediante el bloqueo de la entrada de iones de sodio a los canales, impidiendo así un potencial de acción. La anestesia local se induce cuando se impide la propagación de potenciales de acción, de tal manera que la sensación no se puede transmitir desde la fuente de estimulación, tal como el diente o el periodonto, al cerebro. Se prepara al paciente poniendo un babero para adultos. Y se administra la lidocaína explicando antes al paciente, cual va a ser nuestra acción.

Historia de la anestesia local

Los Incas ya realizaron operaciones con anestesia local utilizando derivados de la planta de la coca.La historia de la anestesia local se asocia a la cocaína hasta 1904 y debido a que se iban observando una serie de efectos adversos con el uso clínico del alcaloide natural, en ese mismo año se sintetizó laprocaína, el primer anestésico local sintético.

Posteriormente se fueron desarrollando otros agentes anestésicos locales: la lidocaína se sintetizó en 1943 y se comercializó en 1948 y actualmente es el anestésico local mundialmente más utilizado en odontología. La mepivacaínabupivacaína, prilocaína, y etidocaína comienzan a desarrollarse, mientras que 1973 se sintetiza la articaína. Paralelamente al avance de los anestésicos, en 1936 se comienza a añadir diferentes concentraciones de epinefrina mostrando la importancia de utilizar un vasoconstrictor para aumentar el efecto y prolongar el tiempo de acción del anestésico. Uno de los más utilizados en la actualidad es la lidocaína.

Anestesia local en odontología

En odontología se utilizan básicamente dos métodos:

Anestesia tópica:se utiliza para inhibir el dolor provocado por la inyección de un anestésico o por la manipulación de las encías, de dientes muy lábiles o la aplicación de bandas. Los anestésicos locales con buena acción tópica son la lidocaína y la tetracaína en solución al 5 y 10%, además de la benzocaína.

Anestesia local, que puede ser:

  1. por infiltración

El anestésico, la lidocaína, se inyecta sobre tejidos blandos que cubren la zona a tratar. Hay diferentes tipos de anestesia por infiltración según la zona a anestesiar.

Para una zona circunscrita (maxilar), la infiltración es la más indicada. Sin embargo, se recomienda la anestesia por bloqueo cuando se necesita realizar un procedimiento en ambos cuadrantes del maxilar superior (mandíbula) y/o se corre el riesgo de usar grandes cantidades de anestésico.

  1. por bloqueo regional

En este tipo de bloqueo, la región total que inerva el nervio puede ser anestesiada completamente con una pequeña cantidad de anestésico. Se utiliza para proporcionar más tiempo de acción al anestésico, por lo que es muy importante su colocación cerca del nervio escogido.

Técnicas de inyección:

Se subdividen en dos, maxilar y mandibular.

Existen diversos métodos de inyección para conseguir una anestesia adecuada. La elección de la técnica específica depende del tipo de tratamiento a realizar y de la zona donde se va a actuar.

Preparación del paciente antes de la anestesia

 

  • Realizar una evaluación médica completa del paciente.
  • Manejar la aprensión, la ansiedad y el miedo que pueda sentir.
  • Aplicar anestésico tópico si tranquiliza al paciente.

Recomendaciones para obtener una anestesia local satisfactoria:

  • Seleccionar el anestésico adecuado para el paciente y para su tratamiento, la lidocaína puede ser la primera opción.
  • Si es posible, utilizar vasoconstrictores.
  • Utilizar jeringas con succión.
  • Usar agujas desechables, afiladas, rígidas y de longitud adecuada.
  • Inyectar lentamente el anestésico.

Selección del anestésico local (tipo, dosis y vasoconstrictor):

Para lograr un buen efecto anestésico hay que tener en cuenta el estado físico y mental del paciente (historia clínica completa), reconocer el nivel de ansiedad y su riesgo médico y considerar la experiencia personal, también la del paciente, en el uso de anestésicos. También conocer si es alérgico a la lidocaína.

Puntos importantes a considerar en la selección del anestésico son:

  1. Duración y tipo de inervación
  • El anestésico debe durar el período quirúrgico planeado.
  • No deben aplicarse dosis de vasoconstrictores extras para prolongar el efecto de los anestésicos de corta y mediana duración, es mejor seleccionar un anestésico de mayor tiempo de acción.
  • Debe tomarse en cuenta el tipo de cirugía o tratamiento y su duración aproximada.
  1. Enfermedades previas

Se debe tener en cuenta principalmente enfermedades sistémicas: insuficiencia cardíaca, diabetes mellitus, arritmias cardíacas, alergias, embarazo, insuficiencia hepática, enfermedades pulmonares, riesgo de endocarditis bacteriana, …

  1. Dosis máxima a administrar + vasoconstrictor

Las recomendaciones generales son:

  • Tener en cuenta la edad, peso y condiciones generales de cada paciente en particular.
  • Administrar la dosis mínima de anestésico, lidocaína, mepivacaina…
  • Conocer la dosis máxima posible de los anestésicos locales y los vasoconstrictores.
  • Conocer la historia médica del paciente (alergias, enfermedades hepáticas y metabólicas, alteraciones respiratorias y cardiovasculares) y el tratamiento vigente (para tener en consideración posibles interacciones medicamentosas y contraindicaciones).
  • Continuar al lado del paciente después de aplicar la anestesia.
  • Practicar aspiraciones regularmente.
  1. Pacientes estomatológicos especiales

Son los que presentan signos y síntomas que no son normales (físicos, mentales) y que para su atención debemos contar con un equipo especial y personal capacitado para brindar mejor atención ya que es posible que se tengan que realizar maniobras especiales.

Sería el caso de:

Pacientes adultos no cooperadores: en ellos es básico controlar el estrés explicandoclaramente el tratamiento a realizar pero empezando por lo más simple para queque el paciente esté más tranquilo y cooperador.

Pacientes asmáticos: en ellos es importante reducir el estrés ya que podría provocar broncoconstricción i por consiguiente disnea, pitido al respirar, cianosistaquicardia y mayor ansiedad. Se recomienda aplicar anestésico con vasoconstrictor a dosis ponderales y lo ideal sería la epinefrina, ya que también es broncodilatadora. Se puede utilizar cualquier tipo de anestésico local de tipo amida.

Pacientes diabéticos: no existe ninguna contraindicación ya que los anestésicos del tipo amida no presentan interacciones medicamentosas con los medicamentos para diabetes mellitus. También se recomienda utilizar dosis bajas de vasoconstrictor. Espreferible utilizar anestésicos sin epinefrina ya que ésta inhibe la secreción de la insulina y, por consiguiente, se presentarían concentraciones altas de glucosa en la sangre.

 

Pacientes con problemas cardiovasculares. Los pacientes con este tipo de problemas utilizan anticoagulantes, antiarrítmicos, antianginosos, hemorreólicos, y no existe interacción medicamentosa con los anestésicos tipo amida. Con elpropranololno se recomienda el uso de lidocaína. Se puede incrementar la concentración plasmática de lidocaína hasta en 30%. Pacientes que ya lo toman tienden a presentar niveles de lidocaína más elevados de lo previsto. La combinación debe evitarse.

Pacientes con metahemoglobinemia: evitar la prilocaína. Se debe de utilizar cualquier otro tipo de anestésico amida.

Pacientes embarazadas: la atención dental durante el embarazo debe ser muy cuidadosa, ya que se pueden producir cambios hormonales y circulatorios que se manifiestan por alteraciones en la mucosa oral. Los anestésicos locales y otros medicamentos utilizados por el odontólogo, no tienen poder teratogénico durante el primer trimestre. Sin embargo, deben emplearse con prudencia durante este período. Por lo general, no se debe utilizar prilocaína con felipresina, ya que esta última actúa a nivel arterial periférico y sobre todo en el último trimestre puede favorecer la aparición contracciones uterinas.

Resultado de imagen de anesthesia lidocaine dental clinic

Pacientes con problemas renales y/o hepáticos significativos: uso juicioso del anestésico, y a dosis menores que las ponderales.

Pacientes con problemas de hiperparatiroidismo: uso juicioso del anestésico, sobre todo del vasocontrictor y a dosis menores que las ponderales.

Pacientes con autismo: se manejan de forma similar a los pacientes no cooperadores, y en este caso se debe hay que tener en cuenta que el autismo puede generar hipersensibilidad.

Contraindicaciones de la anestesia local:

 

TIPOS DE

CONTRA-

INDICACIONES

Absolutas

 

No aceptación por parte del paciente.

Área inflamada.

Alteraciones de la formación del coágulo.

Deficiencia cardiaca.

Reacción alérgica previa a algún fármaco específico.

Relativas

 

Bloqueo auriculoventricular.

Embarazo.

Retraso mental severo.

Defectos en la conducción cardiaca.

 

Tiempo de duración de los anestésicos:

 

CATEGORIAS Corta acción

 

1.     Sin vasoconstricción

2.     Tiempo de duración menor a los 30’

3.     Lidocaína, mepivacaína, prilocaína

Mediana acción

 

1.     Con vasoconstrictor

2.     Tiempo de duración 30-90 minutos

3.     Con epinefrina 1:100000: articaína

4.     Con epinefrina 1:200000: mepivacaína, articaína, lidocaína

5.     Defectos en la conducción cardíaca.

Larga acción 1.     Con o sin vasoconstrictor

2.     Tiempo de acción de más de 90 minutos

3.     Con epinefrina 1:200000: atidocaína

4.     Sin vasocostrictorbupivacaína.

Reversión de la anestesia local:

La fentolamina (OraVerse) es un bloqueador de los receptores alfa formulado en cartuchos dentales. Cuando se inyecta en el mismo sitio donde se administró anestesia, se dilatan los vasos, lo que lleva a una mayor absorción de anestésico local, que acorta la duración de anestesia. Es probable que reciba un uso limitado debido a su alto precio y el hecho de que la anestesia es benéfica durante el período postoperatorio para el manejo del dolor. Sin embargo, puede ser útil en el tratamiento de los niños pequeños o pacientes con necesidades especiales que pueden ser propensos a las lesiones autoinfligidas mientras que los tejidos permanecen adormecidos.

Accidentes y complicaciones de la anestesia:

Las complicaciones que pueden surgir pueden ser de dos tipos:

  • Accidente: son todos los efectos no deseados que ocurren antes, durante o después de aplicar un anestésico local.
  • Complicación:efectos que ocurren minutos, horas, días, semanas o meses después de aplicar un anestésico local.

Puede presentarse dolor agudo por la punción, lipotimia, hiperventilación, ruptura de la aguja, hematomas o incluso infección.

Complicaciones locales causadas por las técnicas de anestesia local

Existe la posibilidad de que se produzcan las siguientes complicaciones locales:

Dolor por la inyección en una zona no adecuada, repetida o demasiado rápida.

Trismus o incapacidad de abrir la boca por completo por múltiples causas.

Infección causada por el uso de agujas o soluciones contaminadas o el paso de bacterias de estructuras superficiales a estructuras profundas.

Necrosis de la mucosa:pequeñas cantidades de anestésico local pueden elevar la presión intraepitelial, produciendo isquemia tisular. Estas necrosis son producidas por inyección a mayor presión o por altas dosis de vasoconstrictores.Generalmente sólo se detecta en paladar duro, donde la membrana es muy rígida y poco elástica.

Daño nervioso: los anestésicos locales tipo éster o amida no producen ningún daño nervioso. La pérdida o alteración de las sensaciones pueden ser la consecuencia de lesiones mecánicas durante la inyección. El peligro de que una inyección cause lesión nerviosa directa es mayor cuando el paciente ya sido anestesiado en la misma área. Los síntomas de alarma tales como dolor tipo toque o la parestesia en ocasiones no aparecen. Los síntomas después de la remisión son: anestesia persistente, hiperestesia, parestesia o alteración neurológica de las áreas afectadas. Pueden durar algunas semanas o inclusive meses.

Parestesia facial temporal: puede producirse por una anestesia retromandibular accidental. Los signos clínicos corresponden a una parálisis parcial o total del nervio. Los síntomas desaparecen cuando el anestésico es eliminado. El paciente debe ser informado de la causa del accidente y del curso del problema.

Isquemia local: si un anestésico local combinado con un vasoconstrictor se inyecta directamente en la arteria, puede llegar a producir una reacción cutánea. Este efecto no requiere ningún tratamiento debido a que los signos desaparecen al eliminarse el anestésico.

–  Complicaciones técnicas: la ruptura de una aguja, o la reabsorción de un pedazo de éstas se puede prevenir usando materiales de buena calidad. Si la aguja llegara a romperse es necesario quitar el fragmento totalmente, pero en caso de duda deben realizarse estudios radiológicos de cabeza, cuello, tórax y vías digestivas.

–  Intoxicación por anestésicos locales.

Se puede producir por dos razones:

  • Sobredosis absoluta
  • Sobredosis relativa(inyección en un vaso o absorción muy rápida en un área inflamada)

Hasta un 20% de las infiltraciones se introducen en un vaso arterial. Si se llega a dar una inyección intraarterial, el anestésico alcanzará al Sistema Nervioso Central por vía retrógrada. Puede bloquearse la conducción de impulsos a nivel del SNC y del corazón debido a la alta solubilidad de los anestésicos en grasas, permitiendo su paso a través de la barrera hematoencefálica. En el corazón puede ocasionar insuficiencia de bomba debido a que en este nivel se reduce la fracción de eyección; las manifestaciones cardiacas únicamente se presentan en caso de intoxicación masiva. Los síntomas neurológicos son más importantes debido a la mayor sensibilidad que tiene a los anestésicos.

–  Reacción anafiláctica:una reacción de este tipo siempre es posible, aunque era más frecuente durante el uso de anestésicos locales tipo éster. Los causantes pueden ser los conservadores, los radicales laterales o el anillo de benzeno. Algunos síntomas son: urticaria, ansiedad, comezón, inflamación de las mucosas, náuseas, vómito, broncoespasmo, falla circulatoria o respiratoria, hipotensión arterial, taquicardia o choque anafiláctico.

Descamación de tejidos: es causado por una exposición prolongada del tejido al anestésico local (generalmente tópicos), lo que ocasiona irritación.

Mordedura del labio, mejillas o lengua: suele ocurrir en niños, generalmente cuando están comiendo por lo que es importante recomendar no ingerir alimentos hasta que haya pasado el efecto del anestésico.

Síndrome de Horner: es una rara complicación después de un bloqueo del nervio dentario inferior. Se produce debido a la penetración del anestésico local a través de los espacios faríngeos y prevertebrales, provocando el bloqueo del ganglio estrellado.

Las características del síndrome son: enrojecimiento de la cara en el mismo lado, ptosis de los párpados, la vasodilatación de la conjuntiva, constricción pupilar y una erupción en el cuello, la cara, el hombro y el brazo.

Ceguera temporal: ha sido reportada después del bloqueo del nervio alveolar posterior debido a una gran cantidad de anestésico local bajo una gran presión de difusión a través de la fisura orbitaria inferior y al entrar en contacto con el nervio óptico.

Si tienes una clínica, no dudes en consultarnos para comprar lidocaína en Barcelona. Consulta nuestro catalogo en nuestra tienda on line.